Pereira es una ciudad erigida gracias a las grandes gestas cívicas con las que con cadenas humanas y de piedra en piedra hicieron posible la construcción de estructuras que hoy y después de muchos años, siguen siendo referencia de progreso.

El Centro de Convenciones de Pereira y Risaralda Expofuturo también hace parte de la historia de la solidaridad y entrega desinteresada que caracterizan a las gentes de este territorio y se convierte de esta forma en el primer escenario en Latinoamérica para eventos corporativos, que se construye con la participación de los ciudadanos.

En 2012 y con el liderazgo de la Cámara de Comercio de Pereira, inició la campaña El Primer Ladrillo para refundar el civismo del nuevo siglo y buscar que la ciudadanía se apropiara de un proyecto para impulsar la economía de la región a través del turismo corporativo.

A El Primer Ladrillo se vincularon no sólo grandes empresas sino también estudiantes, organizaciones no gubernamentales y más de 7 mil personas que aportaron literalmente su ladrillo, para construir el nuevo símbolo de ciudad. Ese gran movimiento ciudadano conquistó el interés del Gobierno Nacional que a la postre se vinculó con recursos y coordinó parte de las obras de construcción.

 

Los generosos esfuerzos de todos los ciudadanos, empresas e instituciones que han contribuido a hacer realidad este sueño tendrán un gran reconocimiento para la posteridad. En cada rincón de nuestro Centro de Convenciones esta la huella del civismo pereirano.

¡Porque los sueños son tan grandes como las oportunidades!